Timber by EMSIEN-3 LTD

Un lugar para comer y otro para sus necesidades post digestivas

Asigna un lugar cercano a su cama para  que pueda tomar agua y un área para que pueda hacer sus necesidades; es importante que el área de agua y alimentos no se mezcle nunca con el área para hacer sus necesidades y deben ser áreas que puedas supervisar. El lugar para hacer sus necesidades, poco a poco lo podrás ir retirando y reduciendo en tamaño, hasta que se acostumbre a ir en un solo lugar, el que tú le asignaste.

10 cuidados básicos para una mascota (2 de 10) ¡Un lugar para comer y otro para sus necesidades post digestivas!

¿Por qué?

Hay que tener en cuenta algunos riesgos de comer cerca de nuestras mascotas o incluso de estar cerca de sus heces fecales y demás secreciones.

- La tiña es un estado cutáneo muy contagioso que puede contagiarse de los animales de compañía y que se ve habitualmente en los niños, si sospechara la existencia de tiña, consulte con su médico.

- Evita siempre que el niño bese al animal, sobre todo, cerca de la nariz y de la boca.

- Anímale a lavarse las manos después de haber jugado con la mascota, sobre todo, antes de tocar o comer alimentos.

- Tanto las pulgas como los gusanos se evitan fácilmente mediante el uso regular de tratamientos preventivos.

- En el caso de que haya una infección, trátela con rapidez, y aleja al niño del animal hasta que el tratamiento haya funcionado.

Como lo vemos algunos son los aspectos a tomar en cuenta en resguardo de nuestra salud, pero son muchos más los aspectos positivos de tener una mascota en casa, los beneficios van desde el estímulo que genera en la afectividad de los niños y adultos, genera actitudes de responsabilidad (pues deben sacarlos a pasear y darles de comer entre otros deberes), también ayuda a que los niños sean más sociables, más pacienciosos y tolerables; es decir, se potencia la sensibilidad del niño hacia un nivel de auto educación por la simple observación de su mascotita.

¡Tener una mascota es fantástico! Pero tampoco son juguete, es importante considerar que son un ser vivo, que al igual que nosotros los humanos siente dolor y se queja cuando sienten dolor, entonces debemos amarlos y respetarlos diseñando espacios dignos para su evolución como seres individuales, otorgándoles su propio espacio para comer, otro muy distinto y alejado de cualquier riesgo para que haga sus necesidades para que posteriormente podamos recogerlas y ponerlas en el basurero de desechos biológicos.

 

 Imprimir  Correo electrónico